Comuniones, paraguas y sandalias...

fotografo comunion santander cantabria 2020

 

Se acerca la temporada de comuniones, el teléfono suena para pedir citas y presupuestos, las madres empiezan a pensar en si el traje del herman@ mayor puede valer para la ocasión o habrá que comprar uno nuevo.

En mi casa éramos diez hermanos, ocho chicas de las cuales hicimos la primera comunión con el mismo vestido seis. Ahora que se habla tanto de sostenibilidad y reciclaje, me acuerdo de mi madre que tanto lo practicaba y siempre decía: “lo barato sale caro”, y que más vale una sola prenda de calidad que nos dure media vida, que este absurdo afán de renovar el armario todas las temporadas. En fin, otro día hablaremos de sostenibilidad, hoy toca pensar en comuniones y además del traje para el niñ@ hay que pensar en el estilismo de la madre y los hermanos, ese día tan familiar todos quieren lucir sus mejores galas. Y como las comuniones se celebran en primavera, la lluvia suele ser una invitada habitual, por eso aconsejo dejar las sandalias en el armario y no olvidar los paraguas, porque todos los años veo a alguna madre sufrir como buena “fashion victim” por querer lucir las sandalias y el vestido veraniego antes de tiempo.

 

Llega el gran día, toda la familia arreglada para el evento, ¡qué mejor ocasión para un buen retrato familiar!. Aquí, como no, tengo que decir que, si queréis conservar un buen recuerdo del día, no confiéis vuestras fotos al típico familiar aficionado a la fotografía, que con toda su buena voluntad se ofrece a realizar las fotos del día y al final no consigue los resultados esperados. Los móviles, aunque cada vez hacen fotos de más calidad, tampoco son una opción válida. Si de verdad queréis que los recuerdos de un día tan especial para vuestros hijos perduren en el tiempo, recurrid a los servicios de un fotógraf@ profesional, que os haga un reportaje del que podáis obtener unas fotos de calidad capaces de reflejar todas las emociones y los mejores momentos del día.

Y no os conforméis con guardar esas fotos especiales en un pendrive o en el disco duro de vuestro ordenador, que en un momento dado por una simple sobrecarga en la red puede fallar. Imprimid vuestras fotos y guardadlas con cariño, el mejor soporte es un álbum. Yo aún conservo y de vez en cuando vuelvo a hojear los álbumes de mi infancia y os aseguro que no hay mayor placer que revivir aquellos días y poder compartirlos con mis hijos. Esa es la magia de la fotografía, su capacidad de detener el tiempo. Por eso me gusta tanto ofrecer a mis clientes:

Recuerdos reales de momentos muy especiales