Salud, Dinero y Amor

Acabamos de terminar la edición de la Boda de Marta y Eduardo, y viendo las fotos de su reportaje pienso que pueden dar gracias a Dios por tener estas tres cosas y alguna más, como el pequeño Gonzalo, la alegría de la casa. Y como dice la canción “ el que tenga un amor, que lo cuide, que lo cuide…” Como cuidan Marta y Eduardo el suyo, siempre con buen humor, otro ingrediente fundamental para que una pareja funcione, y es que salta a la vista que a Eduardo se le da muy bien hacer que Marta sonría. Y por eso llevan tanto tiempo juntos y también por eso el día de su boda todo fluyó a la perfección y todos participaron para que el día fuera perfecto. Desde Ángel, el cuñado de Marta que trajo a la novia hasta la puerta de la iglesia para que hiciera su entrada del brazo de su padre y padrino, luciendo un vestido de Alma de Boda; estaba guapísima.

De las flores y el ramo se encargó la floristería Cala’s y de la música durante la ceremonia el grupo Amadeus . Los niños de arras fueron el pequeño Gonzalo y los primos de la novia : Celia, Julio, Alejandro y Juan, vestidos para la ocasión por la madre y la tía de Marta; estaban ideales. Iniciaron un cortejo nupcial un poco caótico pero terminaron felizmente en el altar, donde esperaban el novio y la madrina. De las lecturas se ocuparon Alicia, Daniel y Laura. Los niños se portaron fenomenal durante todo el acto y tras las firmas, (los testigos fueron Carlos y María los hermanos de los novios), y algunas fotos de familia en el altar, salimos todos a la calle para recibir una intensa lluvia de arroz, pétalos de rosa y confeti, que asegurará la abundancia de bienes en esta familia hasta el fin de los días, para que nunca les falte la salud, el dinero y el amor.

A continuación nos llevamos a los novios al claustro de la catedral para realizar el reportaje de pareja y como ya estaba cerrado al público pudimos realizar nuestras fotos a solas con los novios, todo un lujo. Fue una mañana soleada, perfecta para retratar a Marta y Eduardo también mientras bajábamos andando hacia el Hotel Bahía donde se celebró el Banquete.

Al pasar por delante del edificio del Banco de España, no pude resistir la tentación de fotografiar a los novios ante la imponente puerta del Banco con el letrero de DINERO, que han colocado en la fachada, mi particular manera de desear a Marta y Eduardo buena fortuna en su matrimonio.

Ya en el hotel subimos a la terraza donde se sirvieron los aperitivos.  Mientras, aprovechamos para realizar las fotos de grupo con familia y amigos. Luego pasamos al comedor donde se sirvió el banquete. Tras el corte de tarta, se entregaron los ramos de flores a las madres y pequeñas tartas con velas a las primas mellizas de Marta, Lucía y Cristina, y a Laura, amiga del novio que también cumplía años ese día.

La prima Alicia nos leyó una carta muy emotiva antes del comienzo del video con fotos que hizo la amiga de Marta, Sara, con la colaboración de familia y amigos.

Fue una boda muy emotiva donde se juntaron Campurrianos y Santanderinos para acompañar a los novios en un día feliz y cantar todos a una Santander la Marinera. Y allí los dejamos disfrutando del baile y la noche loca, tras un día de emociones y buenos momentos para recordar que espero que nuestras cámaras hayan sabido captar,

Gracias Marta, Eduardo y Gonzalo formáis un excelente equipo y os deseamos lo mejor para el futuro.

Lucía y Ana