Una boda "baby-boom"

 

La de María y Sergio fue una boda muy auténtica, porque ellos son así, gente auténtica que valora lo realmente importante y por eso organizaron su boda sin mucha parafernalia, eligiendo el sitio perfecto para reunir a sus mejores amigos y a su familia más cercana, la Hostería de Arnuero.

Y es que a María y Sergio les gusta cuidar los detalles y hacer que todo fluya con facilidad. Se hospedaron en la Hostería y allí mismo se vistieron para celebrar una ceremonia civil en la antigua capilla de la casona. Todo resultó fácil, un acto sencillo y muy entrañable en el que participaron los más allegados con palabras de verdad, hablando desde el corazón con verdadera emoción. Esta pareja derrocha cariño y por eso también lo recibe.

El día amaneció gris y ventoso pero nos dio una tregua y pudimos disfrutar del aperitivo en el jardín de la Hostería, y realizar allí las fotos de grupo.

El banquete se sirvió en ese comedor tan bonito y luminoso que las chicas de la Hoste han decorado con tan buen gusto. Un placer para cualquier fotógrafo trabajar allí. Se respira buena onda, se cuidan los detalles para que todo el mundo esté a gusto y esto, cuando estás trabajando, se agradece un montón.

Las flores de Catalpas, la música de Smaily Producciones, el DJ fue Diego, y el catering de la propia hostería aseguraron el éxito de la celebración.

Fue una boda especial por la simpatía y el buen rollo que transmite esta pareja emigrada, como tantas de su generación, a Irlanda en su caso, donde viven y trabajan. Allí estaban para compartir con ellos un día tan importante todos sus amigos, la mayoría parejas de recién casados con sus bebés de pocos meses, a cual más lindo, que le dieron el toque "baby-boom" a una celebración en la que no faltaron risas, regalos, flores, cambios de pañales, gestos cariñosos y un animado baile que inició la pareja seguida de todos sus invitados.

Así que entre copas, pañales y bailes, la de María y Sergio fue una boda diferente, íntima , divertida y marchosa.

Gracias pareja por confiarnos vuestras fotos. Espero que os guste este reportaje y a vuestros invitados también les sirva para recordar los buenos momentos pasados en esta boda "baby-boom". Esperamos que pronto traigáis un nuevo bebé que sumar a esa futura pandilla, que promete ser tan divertida como la de sus papás.

Con nuestros mejores deseos.

 

Lucía y Miguel,

Santander, 2017

 


Escribir comentario

Comentarios: 0