Os presento a Aimé

Cuando le vi llegar, con su impermeable amarillo y esa sonrisa enorme, se me alegró el día y pensé, que bien comenzar el año trabajando con un modelo tan guapo. Porque Aimé es un niño muy guapo. Solo tiene cuatro años pero parece mayor. Es alto y bien plantado. Cuando sonríe enamora a la cámara con su luz y esa mirada inocente que solo los niños saben regalar.

Aimé nació en Burkina Faso. Solo lleva nueve meses en España y ya habla perfectamente nuestro idioma, porque además de guapo es listo y muy simpático. Fue fácil trabajar con él. La sesión fotográfica fluyó como la seda desde el primer momento. A pesar de ser una extraña para él resultó sencillo conectar y pude realizar mis fotos con agilidad a lo largo del recorrido, paseando por el parque de La Magdalena, en una soleada mañana de sábado, segundo día del año. Primero le retraté en el tren que recorre el parque. Tuvimos la suerte de encontrar uno aparcado y sin turistas y lo animé a subir, cosa que hizo sin titubear, Un tren de verdad es un atractivo irresistible para un niño su edad. Y es que Aimé muestra curiosidad por todo y se entusiasma lo mismo con una margarita amarilla que con una piña, un tren o un batiscafo. Todo le interesa y pregunta sin parar descubriendo el mundo que le rodea; tanto da que sean pingüinos, sirenas, barcos piratas o submarinos. Es un niño adorable que lo mismo juega con su muñeca “Bebé”, que con su camión volquete, pero cuando le preguntas - ¿Que es lo que más te gusta, Aimé?- él responde sin dudar – "las playas. Lo que más me gusta son las playas", y sigue jugando con la arena. Ahora ya se porqué conectamos tan bien los dos, tenemos los mismos gustos. A mí también lo que más me gusta son las playas. Y si en la playa puedo hacer fotos a un niño como Aimé, me siento feliz.

Aimé, (que nombre tan apropiado, “Amado”), le pusieron sus padres allá en su país de origen y amado es en su país de adopción, por sus nuevos padres, Sonia y Héctor, que han tenido la gran suerte de acogerlo y a los que agradezco el haber compartido un rato conmigo encargándome este reportaje con el que tanto he disfrutado.

Gracias.

Lucía Laínz, Santander


Escribir comentario

Comentarios: 0